Embalse Portomarin Portomarín, caminos de auga y sueños home conferencia hidroráfica del Miño-Sil Portomarin concello

Flora en la zona

  • Compartir

El clima es oceánico si bien con influencias continentales, con inviernos fríos y veranos calurosos, aunque no tanto como el área sur de la Ribeira Sacra, más próxima a Ourense, donde sobre todo los veranos acostumbran a disparar los termómetros. De vez en cuando aparecen también las nieblas del Miño. Los microclimas de las llanuras más fértiles antiguamente al lado del curso original del río fueron modificados por la construcción del embalse: la creación de la que es hoy la mayor reserva de agua de Galicia modificó el ecosistema fluvial otorgándole tintes lacustres. Las altitudes se mueven en la zona en cotas de entre 200 y 700 metros sobre el nivel del mar y las precipitaciones en un abanico medio de entre 900 y 1100 mm. Las temperaturas medias en el entorno de los 10 a 12º, con condiciones más extremas en las cercanías de las montañas y más suaves conforme aproximamos al padre Miño.

La riqueza paisajística del área de influencia del Embalse de Belesar va desde la elegante majestuosidad de las cercanías de la Sierra del Faro pasando por fértiles llanuras hasta la exhuberancia natural que asoma a las riberas del Miño y sus afluentes.

La construcción del embalse menguó la vegetación clásica de ribera, a pesar de conservarse muestras significativas de la flora acuática. El propio Embalse de Belesar marca un cierto punto de transición entre dos subzonas que, similitudes aparte, disfrutan de características bien diferenciadas. 

Así, aguas arriba la flora atlántica es mayoritaria y se ausentan poco a poco los elementos que son huella de la flora mediterránea y que al norte de Portomarín desaparecen casi al completo. 

Y mientras los robles y tojos dominan en este área, también con gran presencia de castaños y abedules, conforme vamos río abajo, cobra protagonismo no sólo la vid, sino también los soutos de castaños, sobreiras, madroños, matos y lavandas, etc, además de superficies de pino bravo o marítimo (Pinus Pinaster). Plantas medicinales diversas y frutos del bosque como moras o fresa silvestre decoran también la frondosa vegetación local.