Embalse Portomarin Portomarín, caminos de auga y sueños home conferencia hidroráfica del Miño-Sil Portomarin concello
Imaxe do panel: Monasterio de San Estevo de Ribas de Miño (O Saviñao)
 Románico 

Monasterio de San Estevo de Ribas de Miño (O Saviñao)

  • Compartir

Declarado monumento Nacional histórico-artístico ya en 1931 se trata de una de las más relevantes muestras del románico en la Ribeira Sacra. Construída en el último tercio del SXII, este templo muestra la clara huella de la obra del Maestro Mateo. En privilegiado mirador sobre el Miño, desde donde ahora puede verse la mejor estampa del frente del embalse de Belesar, sus constructores salvaron el escarpado terreno escavando el ábside en la roca y descansando su fachada sobre una cripta.

De nave única, con muros de sillería granítica, contrafuertes exteriores y cubierta a dos aguas. Su fachada se enmarca en arcos en forma de puertas, rosetón y guardalluvias de arquillos, y cuatro arquivoltas. La interior dibuja siete figuras sentadas con instrumentos, la segunda es adornada por baquetas con escocia rellena de cuñas, la tercera con doble trenzado y remata la cuarta con un baquetón anillado con tallos y flor. Su tímpano liso se apoya en mochetas con demonio y ángel. El alero es recorrido por una faja lombarda con adornos de cabezas, humanas y de animales.

La nave se divide en cuatro tramos con tres semicolumnas. En su interior hay tallas barrocas del S.XVII. En la cara norte, restos de un mural con imágenes del nacimiento de Cristo y un grupo escultórico que representa la Epifanía. Las piezas que representan a los Reyes Magos han sido halladas bajo el suelo del templo. En la unión con el presbiterio, una pieza con taqueada y sobre ella una calada con diseño de lazo irlandés. Bajo la talla policromada de la Virgen, vemos una cara monstruosa.