Embalse Portomarin Portomarín, caminos de auga y sueños home conferencia hidroráfica del Miño-Sil Portomarin concello
Imaxe do panel: Iglesia de San Pedro
 Patrimonio 

Iglesia de San Pedro

  • Compartir

Estamos frente a otra joya arquitectónica de origen románico que fue trasladada al nuevo Portomarín. Su construcción data del siglo XI aunque no será consagrada por el obispo lugués Rodrigo II hasta 1182, hecho que quedó grabado en el tímpano de la puerta principal.

La historiadora Belén Castro explica que la decisión de mantener la capilla en el nuevo poblado, proyecto pilotado por Pons Sorolla, desencadena el traslado parcial de su fábrica por no considerarla de valor suficiente en su totalidad. Con eso, se consigue un ahorro económico en los trabajos de desmontaje y se busca una mayor pervivencia del monumento con la renovación completa de su fábrica.

Los elementos trasladados son la fachada barroca con la portada románica, y el mausoleo de la familia Pimentel, situado en el lado del Evangelio del presbiterio. El resto del edificio se erige de nueva ejecución en mampostería de pizarra vista al exterior, con sillares en recercados de ventanas, zócalos, cornisas y esquinales. En el interior la mampostería de los paramentos se reviste, para darle uniformidad, con enlucido a base de mortero de cemento y blanqueo a la cal, y la sillería se dispone, además de en las zonas citadas, en la rosca del arco triunfal.

El periodista Francisco J. Gil subraya en su libro sobre Portomarín que “de aquella iglesia original no queda más que la portada principal de tres arquivoltas semicirculares que se apoyan sobre capiteles muy bien labrados, contrastando así la sobriedad que caracteriza al románico en su factura construtiva con la generosidad ornamental que acompaña este tipo de elementos, siempre que la calidad de la piedra lo propicie, como es el caso”.

En su interior alberga un sepulcro de piedra del Marqués de Bóveda y un hermoso retablo del siglo XVI.