Embalse Portomarin Portomarín, caminos de auga y sueños home conferencia hidroráfica del Miño-Sil Portomarin concello
Imaxe do panel: Antonio González 'Pirucho'
 Recuerdos 

Antonio González 'Pirucho'

  • Compartir

Antonio González nació en Seixón, otro de los núcleos que desapareció bajo las aguas del embalse. Con diez años se había trasladado con la familia al viejo Portomarín. Luego de que las aguas lo cubriesen, toda su vida transcurre entre Asturias, donde trabajó más de tres décadas en la minería, y su Portomarín natal, a donde no dudó en volver una vez jubilado.

Antonio fue un músico popular con mayúsculas. Aprendió solfeo en el Portomarín viejo con un maestro asturiano que se cree que venía fugado después de la guerra. Luego sería un músico habitual en las fiestas de la comarca y de toda la provincia, tocando el trombón de barras con diferentes orquestras luguesas. Su pasión lo acompañaría a Asturias, donde obtuvo plaza en la Banda Municipal de Avilés.

Del viejo Portomarín recuerda una anécdota que tiene como protagonista su madre: “Cuando se inundó el pueblo, mi madre se sentó en una orilla a mirar. Pasó por allí un periodista muy conocido, Trapero Pardo, que le preguntó que hacía. Ella respondió que estaba viendo como se marchaba su casa”. Aquella historia humana la inmortalizaría luego en las páginas de El Progreso el afamado periodista lugués.