Embalse Portomarin Portomarín, caminos de auga y sueños home conferencia hidroráfica del Miño-Sil Portomarin concello
sobreponse na imaxe cando pasas o cursor
 Embalse 
sobreponse na imaxe cando pasas o cursor
 Naturaleza 
sobreponse na imaxe cando pasas o cursor
 Cultura 
sobreponse na imaxe cando pasas o cursor
 Rutas 
sobreponse na imaxe cando pasas o cursor
 Portomarín 

Presentación

Se cumplen 50 años de la inauguración de esta espectacular obra de ingeniería, la presa más grande de la cuenca del Miño. Momento idóneo para reconocer el esfuerzo y sacrificio de los vecinos de las zonas anegadas y las oportunidades de presente y futuro. Este proyecto nace con el impulso de la joven Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, institución que desde su reciente creación gestiona y vela por el mejor estado de los recursos hídricos de la zona. 


La construcción del embalse supuso anegar casi 2.000 hectáreas de terreno fértil y la desaparición bajo las aguas del pueblo de Portomarín, que se reedificó cerca de su antigua ubicación. El embalse toca tierras de los municipios de Portomarín, Taboada, Paradela, O Saviñao y Chantada; aunque es objetivo inicial de este proyecto centrarse en el primero de estos términos municipales. 

Cabe recordar que la construcción del embalse fue especialmente traumática para el municipio de Portomarín, cuyo principal núcleo quedó inundado por las aguas y tuvo que ser reconstruido en las proximidades. Sirva pues el proyecto de homenaje especial a esta bella villa luguesa. Además, esta efeméride se presenta como momento idóneo para contribuír a la difusión de los recursos naturales y culturales de la zona. 

Es intención primordial de este proyecto recordar dicha efeméride y al tiempo 

1.Poner en valor el entorno geográfico y cultural del embalse de Belesar como ecosistema fluvial de extraordinaria belleza y elevado potencial turístico. 

2.Contextualizar ese valor ambiental en el marco de los objetivos de la propia Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, organismo encargado de garantizar la calidad de las aguas de ese ecosistema, de mantener la morfología del cauce y de fomentar actividades sostenibles en las proximidades del río. 

3.Implicar a la ciudadanía en la gestión de los recursos hidrológicos, subrayando el compromiso conjunto de las personas y administraciones para un aprovechamiento sostenible del río que contribuya a convertirlo en fuente de riqueza para la comunidad a través de una gestión estratégica y sostenible. 

4.Homenajear al esfuerzo y sacrificio de los vecinos protagonistas de aquellos años y servir de estímulo para la puesta en valor del potencial de presente y futuro.